Sierra Nevada Mountains Winter Camping

Ben Badal, Los Angeles

Trip Report/Review

Acampar en la NieveCuando digo a mis amigos que fui a acampar en la nieve y dormí en un iglú, siempre me escuchan con mucha fascinación. Siempre me preguntan por qué lo hago. Es difícil explicar porque uno quiere dejar las comodidades de una casa confortable para ir a morirse de frío en la montaña - ni aun mi esposa no lo entiende. Pero como dijo mi tío en Uruguay cuando le mandé las fotos, "Cada loco con su tema." Y para mi, no hay otro lugar donde preferiría estar que en las montañas durante el invierno. Este invierno fui con mi hermano y sobrino a las montañas del Sequoia National Park en California para acampar en la nieve y construir un refugio de nieve. Nos divertimos mucho y disfrutamos de las hermosas vistas, serenidad y diversión que ofrecen las montañas durante el invierno. Y al contrario de lo que muchos piensan, estuvimos muy cómodos y secos gracias al iglú que construimos con una herramienta que encontré en el Internet que se llama el ICE BOX (Caja de Hielo). Yo quería este instrumento para mis boy-scouts. Ahora creo que éste es un artículo esencial del equipaje de acampar si uno quiere estar cómodo en la nieve. El jueves 11 de Marzo 2004 Salí de mi casa en Los ángeles a las 4 de la mañana para hacer el viaje de cinco horas a las montañas de Sierra Nevada y reunirse con mi hermano Gerardo y su hijo que tiene 16 años. Nos encontramos a las nueve de la mañana en el Sequoia National Park, en el área de Wolverton, cerca a Lodgepole. Un poco antes de llegar allí pasé por los árboles grandotes de las secoyas que son tan majestuosos que fue una experiencia impresionante en sí mismo. Había un metro de nieve donde estacionamos los autos y empezamos nuestra caminata con raquetas de nieve. Nuestro plan fue para caminar ocho kilómetros el jueves y viernes hasta el área de Pear Lake en la altitud de 2.084 metros, y bajar el sábado. Pero la nieve estaba muy blanda y el viaje fue duro. Solamente pudimos caminar 3 kilómetros el primer día. Queríamos acampar cerca de un arroyo donde habíamos encontrado agua el año pasado. Esto para no tener que derretir mucha nieve y tener agua suficiente para tomar y cocinar. Además queríamos construir el iglú con la luz del día. Habiendo tomado toda nuestra agua una hora antes de llegar al arroyo, teníamos mucha sed. Pero para nuestra sorpresa, este año el arroyo estaba cubierto con más de tres metros de nieve. Tuvimos que buscar hasta encontrar un lugar donde había un hueco creado por el tronco de un pino enorme atravesando el arroyo como un puente. Saqué mi pala para ampliar el hueco hasta que pude entrar y llegar al agua con la ayuda de una botella atada a una cuerda. Ya con una abundancia de agua para tomar y cocinar, comenzamos con la segunda prioridad de construir el refugio del iglú.

Teníamos mucho entusiasmo para construir un iglú con la ayuda del ICE BOX. Yo había oído de las ventajas de dormir en un iglú, una temperatura más cálida que la que se puede mantener un una tienda, un silencio profundo, y lo más importante para mi, protección del viento que puede ser peligroso en esas temperaturas. El ICE BOX es un instrumento que quita la ciencia, riesgo y la dificultad de construir un refugio de nieve. Lo que resulta es un iglú con una curva perfecta que tomó menos tiempo y esfuerzo para construir que una cueva de nieve. De hecho, según el Señor Ed Hueser el dueño de Grand Shelters que inventó el ICE BOX, esa curva es la clave de la fortaleza de este iglú. El ICE BOX construye un iglú con una parábola perfecta que se llama una "curva catenaria." O sea, la curva más estable donde la misma fuerza oprima en dirección hacia abajo que de adentro. La curva catenaria fue descubierta por los romanos y lo usaron para construir los canales. En Europa usaron la curva catenaria para los contrafuertes de los catedrales. Usando esa curva, el ICE BOX construye un iglú tan fuerte que el Señor Hueser tiene fotos de tres hombres encima. Yo compré el ICE BOX por menos que el precio de una tienda de North Face, además pesa lo mismo que una tienda y tiene correas para atar a la mochila. Vino con instrucciones muy bien escritas (en inglés) y un video de 20 minutos que demuestra como armar y utilizar el instrumento. Lo que encontré fue una forma de plástico de tres lados que se fija a un palo ajustable de aluminio, que a su vez, se fija a una estaca que uno pone en la nieve para pivotar. Bueno, armamos el ICE BOX pero me di cuenta que me habían quedado las instrucciones en casa. Tuvimos que armar el ICE BOX de memoria y seguir con fe. Yo había leído las instrucciones y mirado el video muchas veces, pero hicimos algunos errores fundamentales al principio que causaron problemas insuperables después. El error más crítico fue que no nos cuidamos de reforzar la estaca que estaba suelta y se salió de posición. A veces completamos varios bloques antes de darnos cuenta de que la estaca se había salido y la forma estaba fuera de posición. Esto hizo que la segunda hilera no coincidió con la primera y tuvimos que alargar y cambiar ángulos para reconciliar. Bueno, estos problemas solamente se magnificaron para la tercera hilera y nos dimos cuenta de que no podíamos salvar la situación. Mi sobrino ya se sentía enfermo por la altitud así que decidimos dormir en lo que teníamos al aire libre. Ya estaba tarde, se ponía frío, y había una brisa bien fría que bajaba de la montaña. Nuestra pared nos dio un refugio del viento lo cual ayudó mucho.


Fracasamos en nuestro primer atento para construir el iglú. Comoquiera esta pared nos dio protección del viento. La foto demuestra el mucho espacio que brinda el iglú de un diámetro de tres metros. Tuvimos éxito en construir un iglú el segundo día. Mi sobrino amaneció peor el viernes. El estaba deshidratado, pero no podía tolerar agua. Pasamos la mañana tratando de ayudarlo a mejorar, pero nos dimos cuenta que él no podía seguir más alto a Pear Lake. Al mediodía caminamos a un lugar cerca con una vista mejor para construir otro iglú. Encontramos un sitio que nos gustó y comenzamos otro iglú alrededor de las dos de la tarde. Tomamos 45 minutos para nivelar la base e hicimos un trabajo muy bueno este vez (véase el cuadro). Reforzamos el centro bien compacto donde iría la estaca. Paramos para el almuerzo y pasamos más tiempo con mi sobrino. Preparamos una cama para él, y él fue a dormir aproximadamente a las 3:15. Con la base ya hecha, el almuerzo cumplido, y el sobrino cómodo mi hermano y yo atacamos el proyecto del iglú.

We Love Winter Camping
We Love Winter Camping

Nivelamos una base y estacionamos la estaca (rojo) del ICE BOX en el centro. Compactamos la nieve muy densa donde fijamos la estaca para que no se aflojara. Estábamos en una desventaja leve puesto que queríamos el iglú con un diámetro de tres metros para tres personas, pero teníamos solamente dos personas para trabajar en él. Fuimos muy, muy cuidadosos con la primera fila este vez para comprobar que la estaca quedaba estable y para conseguir los ángulos derechos. La primera fila, que es lo más critico tomó más que una hora. Las siguientes filas andaban mucho más rápido porque la circunferencia se reducía y porque fue más fácil soltar la forma de los bloques. Al llegar al sexto hilera, quitamos el panel exterior puesto que la forma llegaba más horizontal que vertical. Yo estaba sorprendido cuan rápido las últimas hileras y la tapa se cumplieron. Cavamos la entrada y una trinchera abajo el suelo. No lo pude creer cuando estaba cumplido. El iglú estaba perfecto.

We Love Winter Camping
We Love Winter Camping

El interior del iglú estaba inmediatamente más caliente que afuera. La temperatura caía rápido y había un viento. Se podía sentir el abrigo del iglú al instante de entrar. Preparamos las camas y dormimos casi inmediatamente. Cuando me desperté en la mañana estuve sorprendido por el sueño tan bueno que disfruté. La combinación de una temperatura agradable, la falta de viento, y la tranquilidad se combinaron para brindar una noche increíblemente cómoda. El último día exploramos el área, tomamos fotos de las vistas, y después salimos. El sobrino estaba muy mal para la caminata, pero se mejoró esa noche al llegar a casa. En fin, nuestro viaje fue una gran aventura que me permitió estar en un lugar de serenidad con mi hermano y su hijo y crear memorias para apreciar en el futuro. El ICE BOX nos dio más que un iglú perfecto, nos permitió a mi hermano y a mí y la oportunidad de hacer un proyecto juntos y sentir la satisfacción de construir algo raro. Nos divertimos mucho en la nieve y sentimos la hermandad de trabajar juntos.

We Love Winter Camping
We Love Winter Camping
We Love Winter Camping